Carmen no Mola

Jesús Pacheco
2 min readOct 16, 2021

del Premio Planeta y los movimientos reaccionarios

El prestidigitador (1502), El Bosco

Anoche se anunció el Premio Planeta de 2021: Carmen Mola por La bestia. Hace unos días se anunciaba: el Premio Planeta incrementa su cantidad a un millón de euros. Anoche, igualmente, se confirma: Carmen Mola no es una mujer, Carmen Mola es el seudónimo de tres hombres.

Durante toda la historia de la literatura las mujeres han tenido que abandonar su nombre para que fuesen publicadas y/o leídas. Podría decirse incluso, citando a Virginia Woolf, que Anónimo fue una mujer. Además, tenemos unos casos más conocidos, el de Cecilia Böhl de Faber que firmaba con el seudónimo masculino de Fernán Caballero para llegar a ser publicada y leída; y el caso de María del Socorro Tellado, con el seudónimo de Corín Tellado, siendo la española que más novelas ha publicado con alrededor de 5000 y, según la UNESCO, la autora más leída después de Cervantes.

No obstante, los tiempos cambian o pretenden cambiar, se procura dar un espacio de visibilidad a las personas más invisibilizadas a lo largo y ancho de los tiempos. Ahora debería ser cuando las mujeres, así como el colectivo LGTB o las personas racializadas, ganaran más premios, más reconocimientos. Recordemos que el Premio Cervantes en 45 años solo lo han ganado 5 mujeres.

Evidentemente, en Planeta saben que se le está abriendo un hueco a la literatura escrita por mujeres. También saben lo reaccionario que sería premiar no a un hombre, ¡sino a tres! con este galardón. Al final, el Premio Planeta es simbólico, no se le da a la mejor novela que se presenta, a veces incluso puede no estar escrita la novela y ya estar premiada. Esto es tan solo un movimiento publicitario, reaccionario y oportunista a servicio de la venta, movimientos para abrirse paso en el mercado y que carecen de moral y dignidad.

El Premio Planeta de este año abre una herida por cada nombre: Anónimo, Cecilia Böhl de Faber, María del Socorro Tellado, Colette, Mary Shelley, Louisa May Alcott, Matilde Cherner, etc. etc. etc. Todos estos nombres, todas estas mujeres, querían tener un hueco en el mundo. Hoy, el Premio Planeta ha intentado dar a entender que son los hombres los que necesitan ese hueco en la literatura y que realmente no son ellos los privilegiados.

--

--